Preparar una comida con alitas de pollo es una excelente opción en la cocina, ya que las extremidades del pollo son fáciles de encontrar, aportan grandes beneficios nutricionales, son económicas y pueden ser servidas como un entremés caliente, incluso como plato principal.

Al servir unas deliciosas alitas de pollo, ofrecerás un alimento rico en vitamina B6, con el cual se puede preparar una fantástica comida debido a la diversidad que ofrece: en guisos, con salsas, fritas, al horno, por mencionar algunas.

Como preparar o hacer las alitas de pollo

Las alitas de pollo son muy ricas de cualquier manera como las prepares, además de ser de muy rápida cocción. Las maneras más frecuentes para cocinarlas son: horneadas, fritas o en guisos, muy cómodas para comerlas con los amigos, cuando buscas algo práctico y delicioso.

A continuación te voy a explicar brevemente estas 3 maneras de preparar las alitas de pollo y darte un banquete con tus amigos.

  • Alitas de pollo horneadas: Primero debes limpiar bien las alitas de pollo, agregarles sal y pimienta, y si tienes salsa barbecue, puedes untarle por ambos lados.

Coloca las alitas de pollo en una bandeja y mételas en el horno a 180ᵒC, durante 20 minutos, luego las volteas y las colocas a cocinar por 10 minutos más.

Finalmente las vuelves a voltear y le agregas otra capa de salsa barbecue y las vuelves a colocar en el horno con el calor de arriba, por 5 minutos más, quedarán doradas y crujientes.

  • Alitas de pollo fritas: Luego de limpiarlas y secarlas, las puedes cortar en 2. Agrega sal y pimienta, y dejas reposar. Pelas 2 dientes de ajo y los dejas enteros, sin trocear.

En un sartén colocas a calentar abundante aceite. Cuando esté bien caliente, se agrega los dientes de ajo, para que le den sabor a las alitas. Colocas a freír las alitas, hasta dejarlas doraditas por todos lados.

El punto ideal de cocción es que queden bien doradas por fuera, sin quemarse, a medida que estén listas, las sacas del sartén y colocas sobre servilletas para que absorban el exceso de aceite.

  • Alitas de pollo en guisos: Es un poco más elaborada que las anteriores, pero sin embargo sigue siendo una opción para preparar una comida muy rica con alitas de pollo.

Luego de limpiar las alitas, agregarles sal y pimienta, y colocarlas a freír en aceite hasta dorar, y se reservan en un plato.

En una cazuela aparte se agrega un poquito de aceite, se sofríe una cebolla picada hasta que esté transparente, se añade una lata de tomates triturados, sal y un poco de azúcar, una cucharadita de orégano y un vaso pequeño de vino blanco.

Tapar y dejar cocinar por unos 20 minutos.

Finalmente, luego de pasado los 20 minutos, se agregan las alitas de pollo a la salsa, se mezcla y se deja cocinar por 15 minutos más.

Esta receta puedes acompañarla con arroz, pasta, puré de papas, con lo que prefieras.

Salsa para alitas de pollo

Las alitas de pollo son una excelente opción tanto para una comida como para un entremés. Como he mencionado, las personas acostumbran cocinarlas horneadas, fritas o guisadas, la última opción, ofrece unas alitas con una rica salsa para acompañar cualquier alimento.

Pero las opciones fritas y horneadas son muy rápidas de cocinar, pero suelen ser muy secas, es por ello que es ideal tener disponible los ingredientes necesarios para acompañar unas ricas alitas de pollo.

A continuación te voy a facilitar 3 opciones de salsas perfectas para acompañarlas, le agregará mayor sabor a un alimento nutritivo y delicioso.

  • Salsa de tamarindo: Esta salsa es perfecta para pollo o cerdo. Se necesita 400 gramos de pulpa de tamarindo, 1 cebolla picada, 1 ají, sal, pimienta, aceite de oliva, 1 cucharadita de salvia, 40 gramos de azúcar y 100 cc de vino blanco.

Lo primero es remojar la pulpa de tamarindo en agua suficiente, que la cubra, e ir desprendiendo las semillas y colar el jugo.

En una sartén se calienta el aceite de oliva, se agrega la cebolla, el ají, la sal y la pimienta. Cuando la cebolla esté transparente se agrega el jugo de tamarindo, la mitad del azúcar y el vino. Dejar cocinar hasta que espese.

Cuando alcance la consistencia que deseas, rectificar la acidez, y si consideras necesario, agregar más azúcar hasta alcanzar un sabor agridulce que te agrade.

  • Salsa de mostaza y miel: Es una salsa muy sencilla, pero le brinda un sabor muy particular a las alitas de pollo. Los ingredientes son: 1 cucharada sopera de aceite de coco, 70 gramos de mostaza, 3 cucharadas de miel, sal, cúrcuma, curry y ajo en polvo.

En una sartén colocar el aceite de coco, y agregar de inmediato todos los ingredientes, su cocción es muy rápida, hasta que los ingredientes se hayan mezclado bien, en un tiempo estimado de 2 minutos. Dejar reposar.

Cuando estén listas tus alitas de pollo, preferiblemente horneadas, tomas una pinza y mojas las alitas en la salsa, y estarán listas para servir.

  • Salsa teriyaki: Una opción de la salsa teriyaki muy sencilla y con pocos ingredientes, sólo necesitas ½ taza de salsa de soja y 100 gramos de azúcar rubia.

Después de cocinar las alitas de pollo, hasta que estén bien doradas, se agrega la salsa de soja y el azúcar. Dejar hervir por unos minutos, cuando la salsa comience a espesar, se puede retirar del fuego.

Como cocinar las alitas de pollo

Para cocinar las alitas de pollo, indiferente de la manera como se vayan a preparar, lo primero es limpiar muy bien las alitas, algunas personas prefieren descartar las puntas de las alas, incluso hay quienes las colocan a remojar con agua y vinagre para evitar la salmonella.

Después de este paso, corresponde eliminarle la mayor cantidad de agua posible, en especial si se van a freír. Luego corresponde sazonarlas, muchas personas sólo usan, sal y pimienta, les agregan más sabor acompañándolas con alguna salsa.

Como he señalado anteriormente, existen 3 maneras básicas para preparar las alitas, y es hornearlas, freírlas o guisarlas. La variedad de sabor la ofrecen las salsas con las que se acompañen.

¿Cómo adobar alitas de pollo?

Las alitas de pollo son muy ricas sólo con sal y pimienta, pero para darle un toque especial a tu comida, te voy a sugerir la siguiente manera de adobarlas.

Necesitas 3 dientes de ajo, 1 cucharada de comino y 1 cucharada de pimentón dulce en polvo, 1 cucharada de orégano, sal, pimienta, aceite y 2 cucharadas de miel.

El primer paso es pelar y cortar los ajos, agregar el resto de los ingredientes menos la miel. Calentar la miel en el microondas. Agregar todo a las alitas de pollo, y mezclarlo bien para que el sabor esté en todas las piezas.

Lo ideal es permitir que las alitas adquieran el sabor del adobo por un mínimo de 12 horas, después de esto puedes hornearlas o freírlas, tu familia quedará encantada con este nuevo sabor.

¿Cómo marinar las alitas de pollo?

Marinar un alimento es remojar dicho alimento en un líquido por un tiempo determinado, esto con la finalidad de que el alimento, en este caso las alitas de pollo, estén más tiernas y jugosas, y suelen hornearse para destacar el aroma especial.

A continuación encontrarás la receta de 4 salsas para marinar las alitas de pollo, y resaltar tanto su olor como su sabor.

  • Salsa Barbecue: Esta es una manera muy sencilla de preparar la salsa barbecue, perfecta para acompañar el pollo.

Necesitas ¼ taza de vinagre, ¼ taza de aceite, 1 ajo picado, sal al gusto, 2 cucharadas de azúcar y ½ kilo de salsa kétchup.

Colocar en una cacerola todos los ingredientes, mezclar y dejar que hierva. Dejarlo cocinar por unos minutos revolviendo constantemente para que no se quemen los bordes y todo esté bien mezclado.

Pasar las alitas por esta salsa, antes de colocarlas en el horno.

  • Salsa Marinada: Para preparar necesitas sal, pimienta negra, pimentón, romero, mostaza y el jugo de un limón.

Colocar todos los ingredientes en un recipiente, unirlos hasta que quede una mezcla homogénea.

Pintar las alitas de pollo, dejarlas reposar al menos por 12 horas. Y luego llevarlas al horno por 50 minutos a temperatura moderada.

  • Salsa Marinada Turca: Esta rica variedad de salsa marinada necesita 3 dientes de ajo, pimentón, aceite de oliva virgen, sal y el zumo de 1 o 2 limones.

Con ayuda de un mortero, colocar los ajos, la sal y el pimentón, hacer un majado con estos ingredientes. Posteriormente agregar el aceite y el zumo de limón. Mezclar muy bien todos los ingredientes.

Colocar la mezcla en un bol, agregar las alitas y unir. Dejar marinar toda la noche.

Cuando se vayan a cocinar, precalentar el horno a 200ᵒC, colocar las alitas en una fuente y llevar al horno hasta que estén doradas, darles vuelta y continuar cocinando.

  • Salsa para marinar y freír: Para esta rica marinada debes tener a la mano el zumo de 1 limón, 3 cucharadas de salsa de soja, 1 cucharadita de miel, 4 dientes de ajo y perejil picado.

Después de sazonar las alitas, agregar la salsa de soja, el zumo de limón, la miel, el perejil picado y los dientes de ajo triturados o picados. Remover bien todos los ingredientes para que las alitas se impregnen de la salsa.

Dejar reposar al menos por 2 horas refrigeradas. Antes de colocar a freír, se deben escurrir muy bien.

En un sartén colocar suficiente aceite a fuego medio, colocar las alitas para que se frían poco a poco, y luego de unos 5 minutos aumentar la intensidad de la llama hasta que las alitas adquieran ese color dorado que indica que están en su punto.

Espero que estas sugerencias para preparar comida con alitas de pollo hayan sido de tu agrado, como puedes ver son recetas muy sencillas, pero permitirán que las alitas resalten todo su sabor.

No dudes en preparar este alimento para compartir con tu familia y con tus amigos, y a los niños le van a encantar, acompáñalas con una deliciosa salsa, puré de patatas o arroz, y una ensalada, será un plato fácil y de rápida cocción.

  • Comparte este articulo:
  • " data-lang="es">Twittear