Prueba esta deliciosa receta de alitas de pollo al horno, y sorprende a tu familia con una rica y saludable comida, además de ser económica y de fácil preparación. Recuerda que la carne de pollo es fácil de combinar con otros alimentos, por lo que a los niños les encantará.

Es pollo es una gran fuente de proteínas, pero su piel es la parte que posee una gran cantidad de grasas y calorías, y como sabes las alitas de pollo son en su mayor parte piel. Es por esta razón que de todas las maneras posibles de prepararlas, te sugiero las cocines al horno.

Es una manera de prepararlas muy fácilmente, ya que una vez que las limpias y aderezas, sólo tienes que colocarlas en el horno y mientras se cocina, puedes continuar preparando otros alimentos para complementar tu comida, o puedes aprovechar el tiempo disponible para alguna otra actividad.

A continuación te dejaré una deliciosa receta para que puedas degustar unas alitas de pollo al horno muy crujientes.

Ingredientes

Existen muchas recetas para preparar alitas de pollo al horno, en esta oportunidad te invito a probar esta receta muy sencilla, prueba las alitas de pollo con una pequeña variación, una deliciosa salsa de barbacoa casera, para ello necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 Kilo alitas de pollo.
  • 1 Cebolla.
  • 2 Dientes de ajo.
  • 1 Cucharada de mantequilla.
  • Aceite de oliva.
  • 2 Cucharadas de azúcar.
  • ½ Taza de salsa de tomate.
  • ¼ Taza de agua.
  • ¼ Taza de miel de abejas.
  • 1 Cucharadita de mostaza.
  • Sal y pimienta.

Cómo hacer alitas de pollo al horno

La preparación de estas alitas de pollo es muy sencilla:

Corta la cebolla y los ajos, colócalos a freír con la mantequilla y un poquito de aceite de oliva, una vez que las cebollas estén transparentes, agrega los demás ingredientes, menos las alitas de pollo, y deja cocinas por unos 20 minutos.

Una vez transcurrido ese tiempo, la salsa debe haber reducido un poco, revisa si la cantidad de sal es la correcta, o si le falta algún otro ingrediente para mejorar el sabor. Si la salsa aún está muy líquida, deja cocinar un poco más hasta que reduzca y baja del fuego.

Toma las alitas de pollo limpias, agrega sal y pimienta, y comienza a barnizarlas por ambos lados con la salsa que preparaste. Deja un poco de salsa para volver a barnizar las alitas más adelante.

Coloca las alitas en una bandeja y mételas en el horno a 180ᵒC por 20 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, voltéalas y vuelve a colocar en el horno por 10 minutos más.

Luego las vuelves a voltear y le agregas otra capa de la salsa con ayuda de una brocha, y las llevas al horno nuevamente por unos 5 minutos, pero en esta oportunidad con calor solamente en la parte de arriba, porque es para dorarlas, y estén crujientes.

Ya están listas para servir. Puedes acompañarlas con patatas fritas o ensalada. Aunque siempre es una rica opción comerlas solas.

Consejos

Algo que a todos nos encanta, es probar unas ricas alitas de pollo que además de tener un buen sabor, sean muy crujientes. A continuación te dejaré algunos consejos para alcanzar esa textura tan única y apetecible, sin necesidad de freírlas.

Un consejo muy valioso es que al comenzar a hornear las alitas, se comience a cocinar con fuego medio por ambos lados, así quedarán jugosas por dentro, y luego, cuando sea el momento de dorarlo, aumentar el fuego para crear esa capa crujiente.

También es conveniente que se pre-caliente el horno antes de comenzar a preparar las alitas de pollo, así la temperatura del horno será ideal al momento de introducir las alitas.

Por otra parte, aunque la receta indica que se deben hornear las alitas barnizadas con la salsa desde el inicio, una variación que puede hacer que tus alitas queden más crujientes, es llevar las alitas al horno sin la salsa, y agregar ésta a mitad de la cocción.

Otra variación de esta receta puede ser hornear las alitas de pollo sin la salsa, y utilizar esta una vez que las alitas ya estén listas y servidas en el plato, si esta es tu decisión, entonces toma en cuenta estos consejos para lograr unas alitas bien crujientes:

  • Si el tiempo te lo permite, prueba sazonando las alitas de pollo desde la noche anterior, así absorberán todo el sabor.
  • Puedes rociar las alitas con un poco de zumo de limón, además de resaltar su sabor, quedarán muy crujientes.
  • Después de sazonar las alitas de pollo, aplica un poco de levadura en polvo sobre y elimina el exceso.
  • Prepara una mezcla de maicena, levadura, pimienta y sal, pasa las alitas de pollo por esta mezcla, elimina el exceso y luego llévalas al horno.

Espero que esta receta de alitas de pollo al horno sea de tu agrado, y puedas poner en práctica los valiosos consejos para destacar el sabor y la textura que todos buscamos en unas alitas de pollo.

  • Comparte este articulo:
  • " data-lang="es">Twittear