5 (100%) 1 vote

Las proteínas están presentes en todos los tejidos del organismo, además participan en gran parte de los procesos biológicos del cuerpo, y una de las maneras de mantener sus niveles adecuados en el cuerpo es a través de la alimentación, consumiendo comidas con proteínas.

Los alimentos ricos en proteínas se consumen desde temprana edad, ya que ayudan a  la formación de los órganos del cuerpo, incluyendo el cerebro, así como las glándulas, enzimas, hormonas, entre otros, que cumplen funciones básicas importantes.

Cuáles son las comidas con proteínas

Las proteínas son macro moléculas conformadas por aminoácidos, nuestro cuerpo adquiere las proteínas de la siguiente manera:

Al ingerir un alimento, este es descompuesto en el proceso digestivo, llevándolo a su mínima expresión, es cuando el organismo selecciona las moléculas que necesita y descarta el resto. Entre las prioridades están esas moléculas de aminoácidos para producir las proteínas.

Las proteínas puedes encontrarlas en mayor proporción en comidas de origen animal, porque contienen todos los aminoácidos esenciales para el organismo, tales como las carnes rojas, carnes de aves de corral, pescados, huevos, productos lácteos.

Es importante resaltar que al decidirte por un alimento de origen animal, la sugerencia es elegir aquellas carnes con menor proporción de grasas, para lograr asimilar la mayor cantidad de proteínas posible.

Otros alimentos que también contienen proteínas, pero en menor cantidad son las legumbres, granos y derivados, cabe destacar que las frutas y las verduras no contienen proteínas.

Las proteínas de origen vegetal no contienen todos los aminoácidos que requiere el organismo, es por ello que las personas veganas deben consultar al médico para recibir la orientación de cómo complementar la ingesta de los aminoácidos.

Lista de comidas con proteínas

Las proteínas son indispensables para la formación y desarrollo de todo nuestro cuerpo, es por ello que debemos ingerir comidas con proteínas, y así poder brindarle al organismo las herramientas necesarias para su perfecto funcionamiento.

Las proteínas se dividen en dos grandes grupos, de acuerdo a su origen: proteínas de origen animal y proteínas de origen vegetal.

Proteínas de origen animal: Estos alimentos contienen todos los aminoácidos que el organismo necesita, y son los siguientes:

  • Pescados como salmón, bacalao, trucha, atún.
  • Derivados lácteos como quesos y yogur.
  • Carnes magras, especialmente pechuga de pavo y pollo, y lomo.

Proteínas de origen vegetal: Son aquellos de provienen de legumbres y vegetales, por esta razón no contienen todos los aminoácidos esenciales, por ello se debe combinar con otro alimento como el arroz, para complementar estos aminoácidos, algunos alimentos son:

  • Legumbres como lentejas, habas, frijoles, garbanzos.
  • Vegetales de hojas verdes: col rizada, espinaca, berro, acelga.
  • Frutos secos como nueces, pistachos y almendras.

Consume la cantidad de proteínas que recomiendan los especialistas, de acuerdo con tu peso y requerimientos físicos, ya que las necesidades de una mujer embarazada son diferentes a la de una persona adulta sin condición especial.

¿Qué son las proteínas y qué alimentos los contienen?

Las proteínas son los componentes más valiosos de nuestro cuerpo, y esto es porque ellas representan el material básico de construcción que se encuentran en las células y forman todos los órganos y glándulas del cuerpo.

Estos componentes ofrecen muchos beneficios al organismo, comenzando desde la formación de todos los órganos que lo componen, otros beneficios se mencionan a continuación:

  • Renueva y repara los tejidos del cuerpo, como la piel y el cabello.
  • Ayuda a regular el calor corporal.
  • En caso de sufrir de sobrepeso, manteniendo una alimentación rica en proteínas y baja en carbohidratos lograrás bajar de peso sin afectar tu salud.
  • Las proteínas están presentes en todos los procesos químicos del cuerpo, como la creación de enzimas, hormonas y anticuerpos.
  • Ayudan al proceso de eliminación de desechos del organismo.
  • Previene enfermedades relacionadas con la hipotensión y la anemia.
  • Fortalece el sistema inmunológico, ayuda al crecimiento y al intelecto. Es vital en niños en periodo de crecimiento y mujeres embarazadas, por el crecimiento del feto.
  • Brinda la sensación de saciedad por más tiempo, ya que el organismo tarda más tiempo en procesarlas.

Es importante señalar, que a pesar de sus múltiples beneficios, se debe respetar la dosis recomendada por los especialistas, que corresponde a 0,80 gramos de proteínas de origen animal o 1 gramo de proteínas de origen vegetal por cada kilo de peso corporal.

Con lo antes expuesto, un ejemplo sería, si la persona pesa 80 kilos, debe ingerir 64 gramos de proteína animal o 80 gramos de proteína de origen vegetal.

Como indiqué anteriormente, es importante respetar la cantidad diaria de proteínas a consumir, ya que los excesos de proteínas no se acumulan como tal en el organismo, primero se transforman en grasas para ser acumuladas, y este es un efecto no deseado porque es nocivo para la salud.

  • Carnes rojas bajas en grasa, como ternera, hígado, carne de buey magro.
  • Carnes de aves de corral, elige sus partes magras como la pechuga.
  • Pescados varios, como bacalao, atún, trucha, salmón, sardinas, anchoas.
  • Huevos, de preferencia las claras. Si deseas consumir las yemas, la sugerencia de los expertos es un máximo de 2 yemas diarias.
  • Leche y sus derivados, como el queso. Intenta elegir aquellas opciones con menor cantidad de grasa, por ejemplo leche descremada o de soja y quesos curados.
  • Verduras y legumbres, como lentejas, soja blanca, frijoles, garbanzos, tofu, arroz, alga espirulina, guisantes, entre otros.

Recuerda que una dieta balanceada es la mejor opción para adquirir todas las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita, pero las comidas con proteínas son indispensables debido a la importancia que ellas tienen en el desarrollo del organismo.